Interiorismo Industrial

Interiorismo Industrial: las fábricas son las casas del siglo XXI | Plus Ocean

Published by

Posted on agosto 7, 2018

Desde hace unos años hemos podido observar como el interiorismo industrial se introduce poco a poco en nuestras viviendas. Este estilo se remonta a los años 50 en Nueva York, cuando muchas fábricas y almacenes se empezaron a utilizar como viviendas. De ahí el famoso loft de ensueño que vemos en las películas americanas, pared de ladrillo, techos altos, vigas separadoras y puerta de acero corredera que esconde un espacio diáfano de grandes ventanas con vistas a las calles de la gran ciudad.

Interiorismo de ahora: la industria en casa

Esta tendencia se ha ido introduciendo lentamente en el continente europeo hasta llegar a nuestro país, donde los elementos de decoración son esenciales para conseguir ese aire industrial del que hablamos. En Plus Ocean estamos al tanto de las corrientes más vanguardista de interiorismo y las aplicamos en nuestros proyectos de reforma tanto residenciales como de hotel.

Hoy te vamos a hablar sobre como introducir esta tendencia en casa hasta darle el toque industrial que todos buscan.

En primer lugar, debemos tener en cuenta la iluminación. La luz es uno de los factores más importantes, determinará el ambiente que le vamos a dar a la sala: más cálido para el salón, más frío para un cuarto de baño o cocina. Para conseguir el toque industrial perfecto debemos tener en cuenta las lámparas metálicas. Estas se pueden encontrar en muchas tiendas y de diferentes estilos. Las bombillas con filamento son ideales para agregar. Pueden ser lámparas de pie o apliques agregados a la pared. Un detalle importante es fijarlas en sitios donde nos interese crear un espacio destacado, un ambiente de lectura por ejemplo.

El segundo protagonista de un espacio industrial son los propios materiales que componen las paredes. Se trata de una arquitectura sin pretensiones, e incluso que busca la imperfección. Los desgastes e irregularidades aportarán más fuerza al estilo industrial que buscas. Las paredes de ladrillo son muy típicas de las fábricas neoyorquinas de entonces. Aunque esto es difícil de conseguir de manera natural, existen muchos papeles que imitan este decorado a la perfección.

Colores para un diseño industrial

La gama de colores oscila entre el gris, beige, blanco, azul, negro y marrón. Si quieres darle un toque más romántico se pueden introducir elementos decorativos en tonos pastel. De la misma forma, los muebles deben ser de madera tosca en tonos naturales y sin pulir, combinados con piezas de metal como por ejemplo, estanterías. Hay que tener cuidado para no confundir “vintage” con clásico, ya que la primera opción nos dará el toque desenfadado que buscamos. Para conseguir el resto de elementos decorativos (botellas de vidrio, libros, cuadros…) no es necesario gastar mucho dinero. En los mercadillos encontrarás todo lo que necesitas para que tu casa esté a la última.

Sin duda se trata de un estilo ecléctico que permite muchas posibilidades a la hora de introducirlo en casa y que, tras 68 años desde su origen, continúa triunfando.

    ADD A COMMENT

    Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. ACEPTAR

    Aviso de cookies